La Victoria, 22:17 horas | 19º C Poco nuboso
92234321

Las propuestas formativas y laborales, que darán trabajo a 40 personas, se centrarán en la jardinería y el control de plagas

El Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo va a desarrollar dos programas de formación en alternancia con el empleo (PFAE) que permiten la contratación de un total de 40 personas. Las dos iniciativas cuentan con un presupuesto global que supera los 552.000 euros. En el primer caso, los participantes obtendrán dos certificados de profesionalidad, de Actividades auxiliares en viveros, jardines y centros de jardinería y de Instalación y mantenimiento de jardines y zonas verdes, mientras que en el segundo recibirán el de Servicio para el Control de Plagas y el de Gestión para el Control de Organismos Nocivos.

«La búsqueda de alternativas que ofrezcan empleo a nuestros vecinos y vecinas es una prioridad para este equipo de gobierno, -subraya el alcalde, Juan Antonio García Abreu-   máxime cuando estamos atravesando una nueva crisis que complica la economía doméstica de tantas y tantas familias. Por ello es necesario ir de la mano con otras administraciones públicas para lograr acceder a cuantas iniciativas sea posible. No solo perseguimos la consecución de un trabajo temporal, sino que insistimos en mejorar la formación y la empleabilidad en general de los participantes para que les sea más fácil encontrar un trabajo y abrirse camino en el mercado laboral una vez que finalice el PFAE».

Xerojardín
El PFAE de jardinería se desarrollará durante 9 meses y contará con un total de 20 beneficiarios, cinco personas conformarán el equipo directivo y docente, mientras que los 15 alumnos trabajadores serán vecinos y vecinas desempleados del municipio que no poseen certificados de escolaridad. Este programa formativo y laboral está presupuestado en 277.500 euros y para su desarrollo el Ayuntamiento ha obtenido una subvención del Servicio Canario de Empleo (SCE) de 273.500 euros.

Además de la formación vinculada al PFAE, los participantes realizarán cursos de prevención de riesgos laborales en el uso de la motosierra y desbrozadora, especialización en trabajos con palmeras, manipulación de alimentos y alérgenos, diseño exterior, gestión de materia orgánica y residuos agrícolas, y jardinería ecológica.

El proyecto se centra en el uso de la tierra para cultivos y jardines efectuando un bajo consumo de agua. Pero de igual modo, la denominada xerojardinería se basa en la conservación del medio ambiente, no solo optimizando el empleo del agua, sino también evitando la contaminación del suelo y el entorno por los pesticidas químicos residuales, y propiciando el control de plagas.

El Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo está adherido a la iniciativa europea Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía, que plantea un compromiso para mejorar la eficiencia energética, fomentar el ahorro de recursos y promover el uso de energías renovables frente al cambio climático. Con proyectos como este el Consistorio busca avanzar en estos objetivos y fomentar la sensibilidad medioambiental, al tiempo que formar a un grupo de vecinas y vecinas en situación de desempleo en un sector que cada vez se halla en un mayor auge.

Control de plagas
El programa ‘Conbi-5’ para el Control de Plagas tiene una duración de 9 meses y medio y contará con 15 participantes, menores de 30 años, en situación de desempleo. Además, cuenta con un equipo directivo y docente conformado por un director, un coordinador, dos docentes y un auxiliar administrativo. La iniciativa municipal cuenta con un presupuesto de 275.038 euros, para la que se ha contado con una subvención del Servicio Canario de Empleo de 269.038 euros.

En este caso, los participantes van a trabajar en las infraestructuras municipales y en los jardines y otras zonas verdes, parques, plazas y calles del municipio. Con esta iniciativa de interés social se busca eliminar o disminuir el riesgo para la salud de las personas y los animales, así como la protección del medio ambiente, a través del control de plagas de vectores como ratas, cucarachas o cualquier otro organismo nocivo.

Con los conocimientos que se impartirán, así como con otros que de manera transversal incidirán de manera más concreta en determinados aspectos, los beneficiarios contarán con una formación que les aportará mayores posibilidades de lograr un empleo, al poder trabajar como técnicos en cualquier empresa del sector, además de que obtendrán una de las titulaciones que se exigen para poner en marcha una iniciativa empresarial vinculada al control de plagas.

Tal y como pone de relieve la concejala responsable del Área de Empleo, Sonia Gutiérrez Hernández, estos dos programas de formación en alternancia con el empleo «no solo brindan una oportunidad de empleo y formación a los cuarenta participantes, sino que contribuyen a la mejora de los espacios verdes de nuestro municipio, ya sea a través de su cuidado y conservación, como mediante la erradicación de plagas que supongan un riesgo para la salud de las personas y animales».