La Victoria, 08:47 horas |15º C Cubierto con lluvia escasa
92234321

Los trabajos incluyen la impermeabilización de este espacio que se ubica en la cubierta de la futura escuela infantil

Esta semana han dado comienzo las obras de remodelación y mejora de la plaza del barrio de Santo Domingo, en La Victoria de Acentejo. Los trabajos cuentan con un presupuesto de 231.000 euros, que serán financiados íntegramente por el Ayuntamiento victoriero.

Las obras -que cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses- consistirán principalmente en la impermeabilización de este espacio, de cerca de 700 metros cuadrados de superficie, que se ubica sobre la cubierta del edificio que albergará la futura escuela infantil. Según explica el alcalde de La Victoria de Acentejo, Juan Antonio García Abreu, «se trata de una actuación prioritaria, puesto que los locales que se hallan bajo la plaza presentan importantes humedades ocasionadas por las filtraciones que se producen, debidas al deficiente aislamiento y acabado del pavimento actual». «La ejecución -prosigue García Abreu- de estos trabajos es un requisito imprescindible para poder proceder al acondicionamiento y recepción de la futura guardería municipal, que es una de las infraestructuras más demandadas por nuestros vecinos».

Los trabajos también comprenden la demolición de la estructura del escenario que se halla en la plaza, la mejora de la accesibilidad y la construcción de un parque infantil. Por último, el espacio se dotará con nuevas luminarias y mobiliario urbano. «La remodelación y renovación de este espacio permitirá un mayor aprovechamiento y disfrute por parte de las familias de este núcleo poblacional, que hasta ahora no contaban con ningún equipamiento de ocio para los más pequeños. Con esta actuación cumplimos, además, con el compromiso de este grupo de gobierno de instalar un parque infantil en cada uno de los barrios del municipio», apostilla el alcalde.

Escuela infantil

Hay que recordar que en enero de 2020 el Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo logró desbloquear la adquisición del inmueble en el que se ubicará la futura escuela infantil, sobre la que se sitúa la plaza, y el centro cultural del barrio de Santo Domingo. Con la compra del edificio se ponía fin a un largo proceso que comenzó en 1987 con la colocación de la primera piedra.

El inmueble cuenta con 2.798 metros cuadrados de superficie, distribuidos en cuatro niveles escalonados. En el superior a ras de calle se levanta la plaza y el centro cultural de Santo Domingo, mientras que el primero bajo rasante está destinado a la guardería, que tendrá una superficie de 1.104 metros cuadrados.

El regidor local destaca la necesidad de disponer de este recurso en el municipio, que en estos momentos cuenta con un total de 261 niños y niñas con edades de entre cero y tres años. “Somos el cuarto municipio de Tenerife que carece de escuela infantil con mayor número de menores sin plaza. De ahí que para este equipo de gobierno sea prioritario disponer de un recurso social tan importante, como lo es una guardería municipal, para la conciliación de la vida laboral y familiar de los victorieros”, concluye el alcalde.