La Victoria, 17:02 horas |14º C Intervalos nubosos
92234321

El documento económico para el próximo año, que se basa en “el control del gasto, la eficiencia en la gestión y la apuesta por lo social”, refleja un incremento del 45,34% en las inversiones

El Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo ha aprobado en el último pleno su Presupuesto para 2023, que refleja una cuantía de 9.656.189,64 euros, lo que representa un incremento del 11,27%, 977.780 euros más, en relación al presente ejercicio, convirtiéndose en el mayor proyecto presupuestario con el que ha contado el municipio hasta el momento.

El alcalde victoriero, Juan Antonio García Abreu, pone de relieve que el principal documento económico del Consistorio “es nivelado y equilibrado. Se basa en la prudencia, el control del gasto público y la búsqueda de la eficiencia y la eficacia en la gestión municipal”. “Si bien -añade- estos son criterios básicos en la administración de las arcas públicas, cobran especial relevancia ante la actual situación de incertidumbre económica y escenario inflacionista. Por ello, nos da un plus de tranquilidad cumplir además con los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública”

El bienestar de las personas es el eje central de este presupuesto. Prueba de ello es que se destinan 1.861.955 euros (19,28%) a los servicios sociales y de promoción social, 525.890 a educación y cultura y 476.570 a deportes. Entre las ayudas asistenciales previstas se hallan las de emergencia social (86.000 euros), banco de alimentos (32.000 euros) y a la casa de acogida de víctimas de violencia de género (35.000 euros). En el apartado de subvenciones que convocará el Consistorio el próximo ejercicio destacan las destinadas al desarrollo de actividades de promoción de la educación (50.500 euros), la cultura (61.000 euros) y el deporte (89.000 euros).

El aspecto más sobresaliente de la ficha financiera del Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo es el incremento del 45,34% en el capítulo de inversiones, cifrado en 2.382.138,37 euros (24,67% del total del documento económico). Por lo que respecta a las obras que se llevarán a cabo exclusivamente con fondos propios, destacan las mejoras en la red de abastecimiento de agua (350.000 euros), la remodelación de la zona de La Pólvora (300.000 euros), una parte de la rehabilitación de la Casa del Deán Calzadilla (115.095 euros) o la adquisición de terrenos para uso público (90.000 euros). Mientras que entre las actuaciones cofinanciadas sobresalen la construcción del aparcamiento disuasorio en la calle Pérez Díaz (1.392.866 euros) y las instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo energético en el Complejo Deportivo El Pinar, en el depósito municipal de agua de Marrero y en otros edificios municipales (1.030.854 euros). “Seguimos en nuestra firme apuesta por la eficiencia energética, invirtiendo en fuentes de energía limpias, sostenibles y respetuosas con el entorno, que, además, a medio plazo supondrán un gran ahorro en la factura municipal de consumo eléctrico”, apostilla el alcalde.

La Victoria de Acentejo contará con un potente plan de inversiones para afrontar importantes actuaciones que comenzarán a ejecutarse a lo largo del próximo año, cuando precisamente llegarán a su fin algunas de las obras más esperadas de la década, como son la residencia de mayores, la ampliación de la biblioteca municipal, la segunda fase de la residencia de La Vera o la reforma de la plaza de Santo Domingo, entre otras.

Por otro lado, las cuentas de 2023 volverán a reflejar un descenso en la deuda municipal a través de la reducción del número de préstamos contraídos por el Consistorio y, por tanto, de intereses y gastos financieros, ya que se cancelará otro de los créditos suscritos con entidades bancarias hace más de cuatro años. “Durante este mandato hemos cancelado tres de los cuatro préstamos que había cuando llegamos al Gobierno”, apunta el concejal de Hacienda, Daniel Izquierdo.

Con 1.561.655 euros, el capítulo de ingresos directos representa el 16,17% del global del presupuesto. El edil subraya que, de nuevo, no aumentará la presión fiscal: “Todos los tipos impositivos se mantienen al mismo nivel que el año precedente”.