La Victoria, 10:53 horas | 19º C Poco nuboso
92234321

El servicio de día para menores de La Victoria ya cuenta con una ubicación definitiva 

La nueva sede ha sido habilitada en las instalaciones de la antigua escuela unitaria del barrio de La Resbala

El Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo continúa ampliando sus recursos y prestaciones de carácter social con la apertura de una sede permanente del servicio de día para menores. El centro se ubica ahora en la antigua escuela unitaria del barrio de La Resbala, donde a partir de esta semana se brindará atención a una veintena de niños y niñas.

Según aclara el alcalde, Juan Antonio García, «el servicio de día para menores lleva varios años funcionando en el municipio, pero no poseía una sede fija, sino que ha ido cambiando de ubicación cada cierto tiempo. Ha ocupado distintas instalaciones municipales, con el trasiego y la sensación de inestabilidad que ello conllevaba, tanto para el propio servicio y su personal, con mudanzas cada cierto tiempo, como sobre todo para los usuarios. Ahora los menores y sus familias disponen de un espacio definitivo, que ha sido renovado, equipado y rediseñado acorde al servicio que en él se va a prestar».

Este recurso de protección y promoción para las familias está dirigido a aquellos menores que precisan de una atención y asistencia complementarias, como pueden ser la educación socioafectiva y en valores, el apoyo en la realización de tareas, la adquisición de habilidades sociales y el fomento de la lectura y del aprendizaje a través del juego. Asimismo, se promueven aspectos como una alimentación equilibrada, una higiene correcta y pautas de convivencia. De igual modo, a los usuarios del centro se les sirve la merienda y cuentan con un servicio de transporte. Al frente del centro se hallan un monitor de ocio y tiempo libre y un animador sociocultural, además de contar con el apoyo del equipo de intervención familiar del Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo.

El renovado espacio en el que se ubica el servicio de día para menores victorieros cuenta con una superficie de 300 metros cuadrados, que han sido habilitados en la antigua escuela unitaria situada en la calle San Antonio del barrio de La Resbala, «un espacio que estaba vacío y en desuso, y que ahora rescatamos para volverlo a llenar de niños. Le damos así una nueva vida a este inmueble abandonado, tal y como hicimos con la escuela unitaria de La Vera, que hace un año convertimos en minirresidencia para personas con discapacidad», explica el alcalde.

Las obras de remodelación de estas dependencias han durado seis meses y han sido realizadas íntegramente con personal municipal. El espacio se divide en dos enormes aulas con varias zonas, como son las de estudio, de lectura, de juegos tradicionales y simbólicos y un espacio audiovisual. Asimismo, la instalación cuenta con lavandería, cocina-comedor, despensa y cuatro cuartos de baño -uno de ellos adaptado-, y un amplio patio exterior con porche. La inversión total en el nuevo equipamiento y la puesta en funcionamiento del servicio alcanza los 60.000 euros.

La apertura de esta sede permanente permitirá aumentar en el futuro el número de usuarios del servicio, que actualmente cuenta con 24 niños y niñas. Los menores acuden siguiendo un estricto protocolo de seguridad sanitaria y se distribuyen en grupos burbuja en las distintas aulas, diferenciados según la edad y las necesidades socioeducativas. En este sentido, el nuevo emplazamiento supondrá una ampliación de las dimensiones de este recurso, «lo que resultará muy beneficioso para el día a día de un servicio que supone una gran ayuda a las familias usuarias y un inestimable apoyo en sus tareas parentales», concluye el alcalde victoriero.