La Victoria, 16:39 horas |14º C Intervalos nubosos
92234321

El alcalde de La Victoria, Juan Antonio García, señala que estas obras “dan respuesta a una demanda histórica de nuestros agricultores y agricultoras y contribuirán a que el campo victoriero esté mejor cuidado y atendido”

El consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, Javier Parrilla, y el alcalde de La Victoria, Juan Antonio García, han visitado las obras de mejora y pavimentación, ya finalizadas, del Camino Rural de Los Barranquillos.

Parrilla destacó la importancia de esta actuación, “en la que hemos invertido 278.000 euros y que permitirá dar acceso de forma directa e indirecta a un total de 26 parcelas agrícolas de camino Bucaro”.

El responsable insular recordó, además, que “estos trabajos de mejora beneficiarán a un total de 168 hectáreas, de cuales 166 están dedicadas exclusivamente a viña, el cultivo mayoritario en esta zona”. La viña, de hecho, supone prácticamente la mitad del suelo agrario del municipio, que alcanza las 325 hectáreas.

Javier Parrilla incidió, asimismo, en que las obras también han contribuido a mejorar la seguridad de la zona, “así como la comodidad e independencia de entrada y salida, favoreciendo el arraigo al cultivo”.

Por su parte, el alcalde de La Victoria indicó que estas obras dan respuesta a una “demanda histórica” de los agricultores y agricultoras de la zona. “La mejora exterior de los terrenos, la construcción de muros de piedra y el acondicionamiento de los accesos para el paso de vehículos rodados contribuirán a que el campo victoriero esté mejor cuidado y atendido”.

Juan Antonio García agradeció el apoyo del Cabildo y puso en valor la importancia de este camino para los vecinos y vecinas del municipio, “que lo utilizan como espacio para hacer caminatas”. Además, “supone una oportunidad para que los corredores que participan en pruebas deportivas en La Victoria nos conozcan en las mejores condiciones”.

El camino de Los Barranquillos cuenta con una longitud total de 370 metros y transcurre entre dos calles: al oeste con calle los Altos y al este Calle Fuente del Tanque, donde había tramos que apenas contaban con un metro de ancho. Gracias a esta actuación se ha conseguido un ancho de calzada de más de tres metros, con zonas de apartadero de hasta 4,5 metros.

En lo que respecta a los materiales utilizados, el camino cuenta con una capa de rodadura de hormigón sin colorear de ocho centímetros de espesor y se han instalado 128 metros de barreras de seguridad de madera.