La Victoria, 06:12 horas |21º C Poco nuboso
92234321

Este espacio supone la primera fase del Parque Santa Eulalia, una de las mayores zonas verdes y de ocio del municipio

La Victoria de Acentejo ha estrenado hoy su primer parque canino, un área de 1.000 metros cuadrados de superficie para disfrutar con las mascotas al aire libre. En el acto de inauguración han estado presentes el alcalde victoriero, Juan Antonio García, y el resto de concejales del grupo de gobierno, junto a numerosos vecinos que no han querido perderse la apertura de esta ansiada instalación.

El parque para perros, ubicado entre la carretera Vieja TF-213 y el Camino de la Costa, está dotado con diferentes atracciones y elementos para disfrutar con las mascotas. Cuenta con bebedero, servicio para deposiciones, senderos, área de merenderos, zonas ajardinadas con árboles para aportar sombra y una amplia zona de aparcamientos de mil metros cuadrados.

El alcalde, Juan Antonio García, manifestó que, “con la puesta en marcha de este parque canino se da respuesta a una demanda vecinal de toda la población victoriera, pero también cumplimos con nuestro compromiso de crear un parque en cada uno de los barrios de nuestro municipio”. “En este caso -indicó-, atendemos las necesidades de ocio y esparcimiento de los vecinos y vecinas de Carretera Vieja que, históricamente, ha carecido de infraestructuras de este tipo. Ahora estamos viendo cómo se transforma en un barrio con una mayor calidad de vida gracias a esta y otras infraestructuras que se construyen en la zona”. 

En este sentido, el parque canino y la zona de aparcamientos suponen la primera fase de un proyecto más ambicioso como es el futuro Parque Santa Eulalia, una antigua finca de 18.000 metros cuadrados que se había convertido en un vertedero. “Llevamos cuatro años -comenta Juan Antonio García- trabajando en este proyecto, que hemos ido sacando adelante con recursos propios, a través de programas formativo-laborales y con personal del Ayuntamiento”. “Ha sido un trabajo ingente -añade-, pues la antigua finca estaba llena de basura y escombros que poco a poco fuimos sacando, luego desmontamos y allanamos el terreno y construimos muros de contención. Más tarde plantamos nueva vegetación, lo que incluyó más de 60 árboles, algo para lo que contamos con la colaboración de los centros escolares del municipio, que participaron en la siembra de algunos ejemplares, dentro de nuestro compromiso de concienciación y de lucha contra el cambio climático”.

El alcalde abundó en que “vamos avanzando hacia el que será el segundo parque más grande de nuestro municipio. Un gran espacio que precisa aún de bastante trabajo de paisajismo y de muchos equipamientos, ya que no será una mera zona verde, sino un gran parque para el ocio y el disfrute al aire libre que incluirá área infantil, espacio de tirolina, rocódromo, circuitos biosaludables y de calistenia, y otras instalaciones. Todo ello rodeado de senderos y jardines con mucha vegetación autóctona”.

El parque contará también con un ‘skate park’ y pista multideportiva para los que ya se cuenta con financiación. En concreto, 100.000 euros de financiación por parte del proyecto europeo Leader para el primero y 36.000 euros a abonar por el Cabildo de Tenerife para la segunda.