La Victoria, 00:04 horas | 13º C Intervalos nubosos con lluvia escasa
92234321

La iniciativa, presupuestada en 395.000 euros, se centrará en la mejora de infraestructuras municipales y la adecuación de caminos rurales

El Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo acaba de iniciar un proyecto que va a permitir la inserción laboral de 48 personas desempleadas del municipio. La iniciativa se inscribe en el Programa Extraordinario de Empleo Social 2019-2020 y está financiada con fondos del Plan Integral de Empleo de Canarias, a través de una subvención del Servicio Canario de Empleo (SCE), y recursos propios del Consistorio.

Con una cuantía global de 395.002,40 euros, de los que el SCE aporta 214.443,11 euros y el Ayuntamiento victoriero los 180.559,29 euros restantes, el proyecto tiene la doble finalidad de contribuir a reducir el desempleo en el municipio, al tiempo que se mejora la empleabilidad de los participantes, y ejecutar una serie de actuaciones dirigidas a mejorar diversas infraestructuras municipales y el entorno natural a través de la limpieza de caminos rurales, barranquillos y vías.

“A través de esta iniciativa que ahora ponemos en marcha -detalla Juan Antonio García Abreu, alcalde de La Victoria de Acentejo- el Ayuntamiento quiere contribuir a afrontar un problema tan acuciante para muchas familias como es el desempleo. Se trata de buscar una alternativa para aquellos vecinos y vecinas que desde hace tiempo se encuentran sin trabajo. A pesar de que la corporación municipal no tengamos competencia en la materia”.

“En el grupo de gobierno no vamos a dejar de trabajar en este ámbito, así como de recabar el apoyo de otras administraciones públicas para desarrollar actuaciones que permitan ir reduciendo el número de personas que se hallan en esta situación”, apostilla el alcalde, quien también destaca el beneficio que obtiene la ciudadanía con la ejecución de las diferentes obras que llevan a cabo los participantes.

La iniciativa tiene una duración de 12 meses y las contrataciones se desarrollan en dos fases, que emplearán a 24 personas en cada una de ellas. Los perfiles profesionales incluyen pintores, albañiles, peones de cantería, construcción, limpieza y auxiliares administrativos.

En la primera fase, las actuaciones se centrarán, en los espacios municipales, de igual manera, se abordará el ensanche de varias vías del municipio, creación de aceras, trabajos de pintura en calles y recursos municipales. Asimismo, se contempla la limpieza de caminos rurales, barranquillos y vías.

La segunda etapa consta de diversas obras de las mismas características que la anterior, y en ella cabe mencionar, por ejemplo, la creación de un parque para mascotas en una parcela situada en la zona de Santa Eulalia, el albergue juvenil en el Centro Cultural de Santo Domingo o la adecuación del firme en un espacio destinado a aparcamientos en la Carretera Vieja.