La Victoria, 04:29 horas | 15º C Nuboso con lluvia
92234321

Un plan municipal contratará a titulados universitarios en desempleo para impartir clases de apoyo y mejorar el rendimiento de los estudiantes victorieros

La iniciativa del Ayuntamiento de La Victoria, presupuestada en 279.000 euros, cuenta con el apoyo económico del Cabildo de Tenerife

El Ayuntamiento de La Victoria de Acentejo, con el apoyo del Cabildo Insular de Tenerife, pone en marcha el Plan Local de Apoyo Educativo, con el que busca mejorar el rendimiento académico de los estudiantes de los centros de enseñanza del municipio, al mismo tiempo que brindar una oportunidad de empleo a titulados universitarios que se hallen en paro.

La iniciativa es fruto de un estudio de las necesidades educativas y laborales detectadas por el Consistorio victoriero, que diseñó este plan, que el Cabildo de Tenerife financia con 279.000 euros y permitirá la contratación de 25 desempleados (17 docentes, 7 limpiadores y un coordinador). Tal y como explica el alcalde de La Victoria de Acentejo, Juan Antonio García, “a través de este proyecto, no solo pretendemos que los estudiantes que más lo necesitan mejoren su aprendizaje, suban sus notas y superen el curso, sino que también queremos dar una oportunidad laboral a muchos titulados universitarios que no encuentran trabajo en las actuales circunstancias”. “Con el añadido -agrega el mandatario- de que además adquirirán una experiencia docente muy útil para diversificar y ampliar su horizonte laboral”.

Se trata, por tanto, de un programa de inserción innovador, ya que normalmente los planes de empleo están destinados casi exclusivamente a personas sin cualificación. En este caso se contratará a graduados o licenciados en diferentes ramas en las que se han detectado mayores niveles de desempleo, entre ellas pedagogía, historia, biología, economía, derecho, empresariales, farmacia, veterinaria o ciencias de la actividad física y el deporte.

El Plan de Apoyo Educativo tendrá una duración de siete meses -de febrero a agosto- e incluirá un mes de formación previa preparatoria para la actividad docente y otras competencias generales. Los seis meses restantes se dedicarán íntegramente a las clases de apoyo al alumnado de quinto y sexto de Primaria y de todos los niveles de Secundaria, “donde los índices de fracaso escolar son más altos”, subraya el alcalde. “Queremos mejorar el rendimiento académico de nuestros niños y jóvenes. El confinamiento supuso un estancamiento en la educación de la mayoría de los alumnos, un retraso formativo que se ha visto acentuado y agravado en aquellos estudiantes con más dificultades de aprendizaje y que ya de por sí iban más rezagados. Con este plan pretendemos recuperar ese tiempo ‘perdido’ y reforzar aquellos puntos débiles de nuestros alumnos, para que comiencen el próximo curso escolar con una buena base”, argumenta el alcalde. “Es importante destacar que a muchas familias victorieras no les es posible afrontar el pago de clases particulares para sus hijos, que gracias a esta iniciativa podrán recibirlas gratuitamente”.

El plan también contempla que tanto al alumnado como a sus familias se les enseñe el uso de las herramientas y aplicaciones informáticas que los centros escolares tienen establecidas para las comunicaciones, envío de trabajos, etcétera.

Con el fin de ultimar los detalles de esta iniciativa, esta semana ha tenido lugar una reunión entre el alcalde; la concejal de Educación, Yurena Gutiérrez, y las directoras de los cuatro centros de enseñanza del municipio. “La implicación de los equipos directivos, orientadores y tutores es fundamental, porque serán ellos los que detectarán y derivarán al alumnado con más necesidades de refuerzo académico, indicarán las materias y tecnologías sobre las que es necesario incidir y realizarán un seguimiento”, explica Juan Antonio García.

Las clases serán impartidas por las tardes en pequeños grupos en las instalaciones educativas y centros socioculturales del municipio. Para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad impuestas por la situación sanitaria, un equipo de siete personas realizará las tareas de limpieza y desinfección de los espacios y mobiliario. Asimismo, un coordinador se encargará, entre otros cometidos, de la distribución de los docentes por nivel educativo y zona, así como de los servicios de limpieza y desinfección.